ARBA – AlcoSanse

Delegación alcosanse

La Comisión de Peticiones solicitará información a las autoridades españolas sobre el cumplimiento de los objetivos ambientales en el curso medio del Jarama Europa pedirá un informe sobre la situación ambiental del Jarama

Deja un comentario

 
La Comisión de Peticiones de la Unión Europea ha debatido la petición realizada en 2006 por Jarama Vivo tras la desecación del río provocada por el cierre de las presas del Atazar y del Vado durante el verano de ese año. Esta desecación afectó gravemente a hábitats fluviales protegidos por la Red Natura 2000. La Comisión Europea ha manifestado, en dicha sesión, la necesidad de establecer caudales ecológicos en los ríos. Tras nueve años de presentada la petición, la Comisión de Peticiones ha resuelto pedir un informe a las autoridades españolas (Comunidad de Madrid y Confederación Hidrográfica del Tajo) sobre el estado actual del río.
Nueve años ha necesitado la Comisión de Peticiones de la Unión Europea para tratar, en sesión celebrada el lunes 22 de junio, el suceso acaecido en el verano de 2006 de desecación de un tramo fluvial de varios kilómetros de longitud entre los municipios de Patones a Valdetorres del Jarama. El Canal de Isabel II limitó al máximo los caudales circulantes desde las presas de cabecera de la cuenca del Jarama, lo que provocó que el río a la altura de Patones no llevara ni una gota de agua.
Esta desecación afectó al Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) de la “Cuenca de los ríos Jarama y Henares”. La Comunidad de Madrid, administración encargada de su conservación, dio prioridad a la gestión empresarial del agua que a la preservación de los ecosistemas acuáticos y ribereños de la zona. La desecación de estos tramos se venía produciendo en años anteriores y en otros tramos afluentes, como es el caso del río Guadalix.
A pesar de los evidentes daños a los hábitats protegidos ligados al medio fluvial (bosques y vegetación de ribera), y a la fauna acuática prioritaria (nutria, trucha, colmilleja, calandino, anfibios, etc.) la Comisión Europea ha informado en la sesión de la Comisión de Peticiones que no encuentra evidencias de que se haya vulnerado la normativa comunitaria. No obstante, la Comisión Europea ha manifestado la necesidad de que las autoridades españolas marquen caudales ecológicos en los ríos para evitar que se repitan situaciones como la ocurrida en el Jarama. Además ha añadido que se deberían adaptar las concesiones existentes para los distintos usos del agua (abastecimiento de poblaciones, cultivos, usos industriales…) a las necesidades de conservación de los ríos.
No conforme totalmente, la Comisión de Peticiones ha decidido mantener abierta la queja interpuesta por Jarama Vivo y solicitar a las autoridades españolas un informe sobre la situación actual del río para así poder hacer un seguimiento sobre la existencia de medidas adecuadas para la consecución de los objetivos de conservación de las zonas Red Natura.
En este sentido, Jarama Vivo quiere hacer hincapié en la ausencia de un régimen de caudales ecológicos en todos los ríos madrileños, medida que se establece desde la Directiva Marco del Agua con el fin de que los ríos alcancen y mantengan el buen estado. Además, los planes de gestión de las zonas Red Natura de la Comunidad de Madrid obligan a la autoridad competente a establecer un régimen de caudales ecológicos con el fin de mejorar el estado de conservación de los hábitats de interés comunitario, las especies Red Natura 2000 y las especies migratorias[i].
No establecer caudales ecológicos en el Jarama supone además agravar la contaminación del curso bajo del río, ocasionada por las aguas deficientemente depuradas procedentes de los millones de habitantes de la metrópoli madrileña. Que los ríos madrileños lleven suficiente caudal en cabecera, con agua todavía limpia, es una necesidad para paliar la concentración de contaminantes recibidos desde las depuradoras del Canal de Isabel II. Estas aguas de cloaca son, en su curso bajo, empleadas sin problemas para los cultivos de regadío de las vegas bajas del Jarama y el Tajo, ocasionando así un problema ambiental y sanitario.
Resulta una vergüenza que desecar un río no tenga ninguna consecuencia para el Canal de Isabel II; al igual resulta indecente que la Confederación Hidrográfica del Tajo pueda seguir obviando el cumplimiento de sus obligaciones legales. Jarama Vivo, aun con todo, tiene esperanzas en que el interés de la Comisión de Peticiones en el estado del Jarama pueda servir para que las autoridades españolas cumplan con sus obligaciones de conservación.
Comarca del Jarama, a 23 de junio de 2015
Más información: Raúl Urquiaga 675 569 118
Imagen en el mensaje
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s